Al pasar el álbum de fotos de la Claveriada, como no detenerse en el compartir sencillo y espontaneo del encuentro, recibir a casi 300 jóvenes en el Valle fue para nosotros como sentir la visita del Papa a Colombia, pues resonaba una y otra vez las palabras de Francisco, ya que los nuevos jóvenes estaban alegres, volando alto, soñando en grande y movilizándose.

 

Documento relacionado

Retratos de un encuentro de jóvenes

Luego de revisar cada uno de estos retratos nos debe quedar un sentimiento de gratitud, de gratitud con Dios, las regiones, las distintas obras y, sobre todo, con la Red Juvenil Ignaciana. Ojalá no perdamos el impulso y el brío que nos deja la esperanza del encuentro. De hecho ya se comenzó un nuevo álbum a construir nuestro tercer encuentro en la región de los Santanderes que espera la gracia de la Claveriana.

↓ Descargar

 

 

Retratos de un encuentro de jóvenes

El P. Edwin Martínez Callejas, S.J., a través de imágenes hace un recorrido por la Claveriada –el encuentro más grande de jóvenes ignacianos colombianos- que se llevó a cabo en Buga, Valle del Cauca, del 3 al 6 de noviembre del presente año, bajo el lema “Testigos de amistad y reconciliación”.


Al pasar hace ya unos días de la Claveriana 2017 en el Valle del Cauca, podemos pasar el álbum de retratos e imágenes que han quedado en aquel lugar donde no se pueden borrar ni dañar: el corazón. El primer retrato que viene a la memoria es previo al encuentro como tal, se trata de una foto algo antigua en la ciudad amuralla cuando al final de la primera Claveriana en el año 2014, se anunció que en el 2017 se realizaría nuestro segundo encuentro y que sería en la bella región del Valle del Cauca. El Valle evocaba alegría, dulzura de la gente y de la caña, salsa, sabor y acogida.

Las imágenes a continuación muestran a un equipo organizador, reuniéndose en Cali, Bogotá, y vía Skype para ponerse de acuerdo con planillas, sabanas de actividades, logística y sobre todo lugares y personas que iban a participar. Casi un año y medio tuvo que pasar para que se concretará e hiciera realidad la Claveriana Valle del Cauca 2017. Pasaron también personas de las diferentes obras Javeriana Cali, Colegio Berchmans, Instituto Mayor Campesino y Red Juvenil Ignaciana que dejaron su aporte e ideas, tiempo y disposición, trabajo y corazón, hasta que a mediados de este año se eligió el lugar final: el Instituto Mayor Campesino (IMCA) en la ciudad de Guadalajara de Buga. Un sitio cargado de historia, esfuerzos por construir país a partir del trabajo cercano y permanente con el campesinado del Valle del Cauca y otros departamentos. De este modo, el IMCA se convirtió en el lugar ideal para sembrar en tierra fértil y trabajada, nuestro encuentro nacional de jóvenes y hacer un nuevo cultivo de paz y, especialmente, de reconciliación, nuestro tema central a trabajar y vivenciar.

Los siguientes retratos tienen colores del Caribe, el altiplano, los santanderes, la zona cafetera, las ciudades y el mismo Valle del Cauca, son las imágenes frescas y bien tomadas de las diferentes delegaciones. De norte a sur tuvimos la gracia de compartir con gente de Barranquilla, Cartagena, Bucaramanga, Medellín, Manizales, Bogotá y Cali. De jóvenes emprendedores del movimiento Huellas, los colegios de ACODESI, la Javeriana Bogotá y Cali, Fe y Alegría, las parroquias y centros de pastoral de jesuíticos, es decir, estuvo presente la RED JUVENIL IGNACIANA que se ha tatuado en el corazón de todos los jóvenes de nuestras obras.

Al pasar el álbum de fotos de la Claveriada, como no detenerse en el compartir sencillo y espontaneo del encuentro, recibir a casi 300 jóvenes en el Valle fue para nosotros como sentir la visita del Papa a Colombia, pues resonaba una y otra vez las palabras de Francisco, ya que los nuevos jóvenes estaban alegres, volando alto, soñando en grande y movilizándose. Tenemos fotos muy especiales de las eucaristías celebradas, sencillas, simbólicas donde todos participamos ofreciendo la vida. Sobre sale el peregrinaje que tuvimos al santuario del Señor de los Milagros, ya ver a los jóvenes caminar en oración y dar testimonio de convivencia, reconciliación, paz y perdón. Luego de la eucaristía podemos apreciar hermosas fotografías de jóvenes interactuando con la gente en la plazoleta, invitando a construir la paz con sus mensajes plasmándolos en con palabras en un gran aviso del paz.

Obras imágenes imposible de borrar son los encuentros para hacer los talleres, la noche en que cada delegación presentó su región, las oraciones, la jornada de retiro personal, la presentación del IMCA y su trabajo a lo largo de la historia, el acto inaugural presentado por Nilson Castro, el compartir espontaneo entre las comidas, los bailes, las conversaciones en los distintos lugares del IMCA, en fin, muchas, muchas fotos para editar, enmarcar, organizar de muchas maneras, pero en ningún momento de eliminarlas o sacarlas del álbum.

Luego de revisar cada uno de estos retratos nos debe quedar un sentimiento de gratitud, de gratitud con Dios, las regiones, las distintas obras y, sobre todo, con la Red Juvenil Ignaciana. Ojalá no perdamos el impulso y el brío que nos deja la esperanza del encuentro. De hecho ya se comenzó un nuevo álbum a construir nuestro tercer encuentro en la región de los Santanderes que espera la gracia de la Claveriana.

Para obtener el escrito publicado en Jesuitas Colombia/ noticias, noviembre - diciembre, haga clic en Descargar en el documento relacionado.