La mujer de la Amazonía peruana que cautivó al mundo con su mensaje al Papa

"Durante la visita del Papa Francisco a Puerto Maldonado, Amazonía peruana, Yesica Patiachitayori, mujer Harakbut, cautivó al mundo con su mensaje al Pontífice, en el cual mencionó algunas de las amenazas que pesan sobre sus tierras ancestrales y le pidió que los defendiera. "


"En la Amazonía peruana se vivió una gran fiesta “El Sine”, como le llaman en lengua Harakbut. Cuerpos pintados. Color en sus rostros. Francisco llegó a tierras peruanas. “¡Llegó a visitarnos Apaktone!”, comentó para Aleteia, Yesica Patiachitayori, mujer Harakbut, joven profesora, artista y madre de familia quien agradeció a Francisco por escucharlos.

Para ellos la llegada del papa Francisco fue un “Sine”. “Rememoramos a nuestros ancestros con la bienvenida que le ofrecimos al Sumo Pontífice”, narró Yesica, la mujer Harakbut, elegida en representación de los más de tres mil miembros de las naciones amazónicas, para dirigir el discurso al papa Francisco, en el Coliseo cerrado Madre de Dios, en Puerto Maldonado.

Unidos a la naturaleza en señal de protección sus rostros lucían pintados con la sustancia extraída del huito (fruto). ¡Dakepachi,ichakateweret,Apagtone Francisco!, Bienvenido Papa Francisco. Inició su discurso Yesica. ¡Wamambui (hermano) Francisco!, lo saludó con una dulce sonrisa, ataviada con plumas de guacamayo y águila, que lucía en su frondosa cabellera negra.

La voz de la mujer amazónica que cautivó a Francisco

“Hoy estamos vivos, y seguimos resistiendo. Gracias al misionero dominico José Álvarez Fernández “Apaktone”, (en lengua castellana abuelo sabio), quien vino por nosotros cuando nos estaban desapareciendo”, enfatizó en tono enérgico en medio de los aplausos de los asistentes.

“Los foráneos ingresan a nuestro territorio sin consultarnos, continúo en su discurso aprobado por los más de mil pobladores Harakbut, sobrevivientes del holocausto cauchero de 1950, nación amazónica más antigua, en peligro de extinción. “Hoy estamos vivos y seguimos resistiendo”, alzó su voz la joven indígena. Ante la mirada atenta de Francisco, ¡Le pedimos que nos defienda!, los foráneos nos ven débiles e insisten en quitarnos nuestros territorios de distintas formas.

Con el “emachibete” comenzó la fiesta. Los sabios ubicados en el estrado al costado derecho del Papa entonaron este canto inicial, que reunió a todos los clanes de la nación Harakbut. Los varones danzaron en círculos grandes. Mientras las mujeres recibían con “wawign” ( chicha) a los invitados. Todos alegres participaban alrededor de la Maloca repitiendo “qué bueno que hayas venido hermano, amigo”.

Comunidad más antigua de la Amazonía peruana

Los miembros de la nación Harakbut viajaron por cinco días en bote para llegar hasta Puerto Maldonado, capital de Madre de Dios. Patiachi Tayori recordó que Harakbut es una de las primeras naciones de la Amazonía peruana que se organizaron para defender su cultura ancestral. Desde 1992 llevaron adelante la institución de la Federación Nativa del Río Madre de Dios (FENAMAD).

La también maestra bilingüe de la comunidad, vive orgullosa de su nación. “Soy una mujer que tuvo una infancia feliz en medio del bosque, crecí bañándome en los ríos, una mujer que tuvo de niña entre sus mascotas a una sachavaca”, ahora se siente comprometida a difundir todo lo que guarda su corazón para defender sus bosques de los cortadores de árboles, los caminos de los que abren trochas, y de los buscadores de oro quienes perforan la tierra."