Los jóvenes se comprometen con la paz

El Colegio San Pedro Claver, en Bucaramanga, nos comparte información acerca de las actividades adelantadas en el marco del lanzamiento del proceso “Del 9 al 9”.


“Respondiendo a la coyuntura actual, el proceso “Del 9 al 9” surge como una apuesta de la Compañía de Jesús frente a la importancia de la formación y participación de los jóvenes como aspectos fundamentales a la hora de promover la construcción de una cultura de paz y reconciliación. Este es un proceso de formación, reflexión y movilización juvenil que se extiende desde el 9 de abril – Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas hasta el 9 de septiembre – Día Nacional de los Derechos Humanos y fiesta de San Pedro Claver – en el cual se promueve la construcción colectiva de acciones simbólicas.

En este sentido, la Pastoral Juvenil de la Compañía de Jesús y el Servicio Jesuita a Refugiados – Colombia, optaron por el trabajo articulado con instituciones e iniciativas que al sentirse interpeladas con esta propuesta, quisieron dinamizar acciones con jóvenes aportando a la construcción de la paz y generando en ellos conciencia de país frente a los procesos que están sucediendo. Aunque esta propuesta nace para jóvenes vinculados a obras de la Compañía de Jesús, el propósito es que se extienda a jóvenes y adultos, ciudadanas y ciudadanos comprometidos con la paz y la reconciliación”. (http://www.sjrcolombia.org).

Por ello, los jóvenes de los colegios Reina de la Paz, Fe y Alegría, Instituto Empresarial Gabriela Mistral (Floridablanca) y San Pedro Claver, se unieron a esta acción en el lanzamiento del Proceso del 9 al 9, el pasado lunes 9 de abril en el colegio Reina de la Paz.

La presentación estuvo a cargo del Padre Rector, Rodolfo Abello Rosas, SJ., y Ramón Estévez; posteriormente, se hizo el desarrollo del taller con los estudiantes a cargo de Norberto Ferreira y la hermana Ana Apolonia Mendoza.

La dinámica del taller se desarrolló en tres momentos: motivación, contextualización y experiencia. Los jóvenes hicieron reflexión del ejercicio asumiendo un rol protagónico en la misión de la iglesia, se identificaron como constructores de su historia y se comprometieron a la reconstrucción colectiva de paz.