Descargue la Homilía en formato .PDF

↓ Descargar

La encíclica LAUDATO SI, nos confirma en esta necesidad de oponernos a tantos abusos

  •   Domingo Diciembre 24 de 2017
  •   Aporte ecológico a la Homilía del Domingo
  •    Alejandro Londoño Posada, S.J.
  •    Adviento

La Corporación Regional de Cundinamarca (CAR) está haciendo un llamado para la protección de los Cerros Orientales de la sabana de Bogotá. Se invita a proteger la biodiversidad y el paisaje, al monitoreo ambiental, a cuidar los senderos y la restauración ecológica. Qué oportunidad tan buena para educar de un modo especial a los niños y niñas, a cuidar la Casa Común, ahora en Navidad.


El Medio Ambiente se encuentra amenazado por las mafias de las multinacionales, que después de arrasar la selva amazónica del Brasil, están buscando ahora el ingreso de dragas y retroexcavadoras con destino a la actividad minera ilegal en todo nuestro país. Es también una oportunidad para concientizar a los jóvenes para defender la Casa Común.

Habría que tener en cuenta además, cómo las mismas Consultas Populares, que están haciendo tantos municipios con gran sabiduría ecológica, están siendo amenazadas por la corrupción de magistrados de la administración de justicia, con el único fin de imponer la dictadura de la minería “legal” con acciones bien bajas y así dañar el país.

Estamos en la víspera del Nacimiento de Jesús. El evangelio de hoy nos habla de la disposición de María de recibir al Niño anunciado por el ángel de Dios. Este, desde sus orígenes iba a ser pobre. María no vivía en las grandes ciudades como Jerusalén, ni pertenecía a una familia influyente de entonces.

Este Niño vino a hacer presente a un Dios que defiende la Casa Común que nos regaló el Padre Celestial y que se pone, desde su mismo nacimiento a favor de los necesitados y de los pobres. Qué bueno que hiciéramos valorar el Pesebre, más que el árbol de regalos.

No que los regalos sean malos, pero sí la propaganda que comenzó ya desde fines de septiembre. Este tipo de negocios, nos los puede colocar por encima del Mensaje del Pesebre, que nos habla de Paz, Justicia y Amor. Y lo peor, hacernos olvidar el ambiente de injusticia en que vivimos.

La encíclica LAUDATO SI, nos confirma en esta necesidad de oponernos a tantos abusos: “La visión que consolida la arbitrariedad del más fuerte ha propiciado inmensas desigualdades, injusticias y violencia para la mayoría de la humanidad, porque los recursos pasan a ser del primero que llegue o del que tiene más poder: el ganador se lleva todo”.

Y continúa el Papa en el mismo número: “El ideal de armonía, de justicia, de fraternidad y de paz que propone Jesús está en las antípodas de semejante modelo” (L.S., 82).

Bien vale vivir la Navidad desde la perspectiva del Regalo, del regalo de Dios a la humanidad en la persona de Jesús.