Documento relacionado

Boletín Región Valle del Cauca - Pacífico

Reflexión sobre el proceso de elaboración, implementación y desarrollo del Curso Virtual Perdón y Reconciliación: la travesía del sanador

↓ Descargar

 

 

¿Cómo vamos en nuestra travesía?

En este boletín de la región Valle del Cauca - Pacífico, el equipo creador del Curso Virtual Perdón y Reconciliación: la travesía del sanador nos comparte una breve reflexión sobre el proceso de elaboración, implementación y desarrollo de esta propuesta de formación virtual.


Algunas experiencias en nuestras vidas son inesperadas y gratas; son oportunidades para aprender como personas y mejorar en nuestras relaciones con los demás.

En la segunda semana de agosto iniciamos nuestro Mooc, Perdón y Reconciliación – Cómo sanar heridas. Una iniciativa pensada y desarrollada desde la Secretaría Regional de las Obras de la Compañía de Jesús en el Valle del Cauca - Pacífico, con la colaboración del Instituto de Estudios Interculturales de la Universidad Javeriana Cali.

El Mooc fue inesperado porque justamente ahora que Colombia ha estado inestable en su decisión sobre la paz y la reconciliación, se abre este espacio para conversar, para intercambiar sentimientos e ideas y reforzar la ilusión y la esperanza necesaria para creer en el proceso que iniciamos. Para los que hemos participado del diseño y desarrollo del Mooc este ha sido un regalo adicional.

Se inscribieron al curso personas de muchas partes del mundo, ahora recuerdo gente de España, México, Perú, Ecuador, Honduras, Nicaragua, Estados Unidos y Colombia. Esta diversidad nos ha permitido sentir que, pese a la diversidad, compartimos sentimientos; temores, esperanzas y aspiraciones que son universales. Vamos en la mitad de nuestra travesía y poco a poco los caminantes y nosotros, sus acompañantes, vamos encontrando el paso para recorrer juntos la ruta trazada.

El recorrido del curso está delineado por tres módulos y siete unidades. Las primeras dos de fundamentación, las tres siguientes de profundización y las últimas dos de experimentación de alternativas y perspectivas nuevas en el tema.

En la marcha nos han acompañado expertos que han compartido su conocimiento a través de sugestivas entrevistas y breves reflexiones de gente del común que, como nosotros, recorren con sus ideas y perspectivas esta misma vía.

Ha sido una experiencia positiva, no solo por el descubrimiento de temáticas nuevas, sino por la riqueza de los participantes que han tomado en serio y con compromiso cada una de las sesiones propuestas. Algunos temas novedosos han sido la comprensión de la categoría de los ofendidos, que es adicional a la de víctima y victimario en procesos de conflicto social y político; el tema del autoperdón, como una posibilidad que nos prepara para perdonar a otros; los mitos sobre el perdón y sobre la reconciliación y formas novedosas de diálogo y colaboración con los “enemigos”.

Adicional a esta riqueza temática, nos hemos encontrado con distintos retos que nos invitan al uso de herramientas tecnológicas que, para muchos participantes, también son parte de la novedad del curso. Estamos haciendo uso de ayudas para curaduría de contenidos online, para expresión de sentimientos con instrumentos digitales como los memes y para comunicación de nuestras ideas como blogs y videologs.

No ha sido fácil acortar las brechas digitales, pero vamos juntos en este recorrido con el apoyo del Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación – CRAI de la Universidad Javeriana y el trabajo de muchísimas personas, profesores, monitores, personal de apoyo para la filmación y amigos en el proceso que han animado esta ruta y han facilitado con su conocimiento algunos de sus tramos.

Esperamos llegar hasta el final con todos y que más que la culminación de la travesía, disfrutemos cada parte del camino juntos y que el perdón y la reconciliación como utopías nos marquen siempre una nueva trayectoria, otro recorrido para la siguiente meta, la de ser mejores personas, más humanas, más sensibles y más solidarias.

Gioconda Belli, la famosa poetisa nicaragüense dijo que “la solidaridad es la ternura de los pueblos”, creo que, en este recorrido, compartiendo nuestras vivencias, nuestras esperanzas, es lo que hemos construido y, el perdón y la reconciliación, han sido parte de ese camino. En ello confío y esta es mi más grande alegría en el recorrido.

Para obtener el Boletín en pdf, haga clicl en Descargar en el Documento Relacionado.