Los javerianos demostraron su interés por conocer de saberes ancestrales y comprometerse con acciones para cuidar su preservación.

 

 

 

Camino del Viento: fortaleciendo las danzas autóctonas

Este es el nombre de proyecto realizado por las Tejedoras de Vida, que en la jornada de clausura contó con la participación de estudiantes de la Javeriana en Cali, quienes realizan investigaciones con resguardos indígenas.


Con la participación de más 200 indígenas del Pueblo Nasa de la zona de Sath Tama Kiwe, de los resguardos de Pueblo Nuevo y San Lorenzo de Caldono, se realizó el pasado 5 de noviembre, en la Vereda Andalucía, el cierre del proyecto Camino del Viento, realizado por la Fundación Tejedoras Ancestrales de Vida, ganadora de la Beca Estímulos 2018 del Ministerio de Cultura.

El acto de clausura, que inició con las palabras de la Alcaldesa Mayor del Cabildo, Martha Guetoto, y continuó con intervenciones de representantes de la comunidad, fue el espacio propicio para que estudiantes de Javeriana Cali presentaran los resultados de dos investigaciones. La primera realizada por los comunicadores en formación, Wilmer Camacho e Isabela Castañeda, quienes adelantan un estudio sobre la ‘Transmisión y el diálogo de saberes ancestrales de mayores a jóvenes en la vereda Andalucía’. La segunda fue desarrollada por la estudiante de Diseño de Comunicación Visual, Natalia Jiménez, quien presentó una cartilla ilustrada de una de las danzas ancestrales, resultado del trabajo de co-creación con los niños de esa misma vereda.

También se realizó una exposición fotográfica por parte del semillero de investigación y producción de Comunicación, Diálogo de Saberes y Estéticas, coordinado por la docente-investigadora, Mónica Marión Cataño Otálora, en la que se exhibieron 425 fotografías alusivas a la vida cotidiana de los habitantes de la vereda Andalucía y de las prácticas de la cosmovisión Nasa. Al final, las imágenes fueron otorgadas a las personas de la comunidad.

Con estas dos actividades, los javerianos demostraron su interés por conocer de saberes ancestrales y comprometerse con acciones para cuidar su preservación.

La programación de la jornada de clausura continuó con la presentación de las danzas (la Danza de la Venia, la Danza de la Semilla, la Danza del Espiral y la Danza del Gallinazo), montadas durante el proceso de ejecución del proyecto Camino del Viento, estuvo precedida de una explicación sobre el significado de este ritual a cargo del Mayor y The wala, Vicente peña.

La actividad final fue la celebración del Ritual del Cxapuc u ofrenda a los difuntos, uno de los más importantes del Pueblo Nasa, a través del cual se recuerda a las personas fallecidas y se agradece con alimentos a sus espíritus, porque ellos protegen al pueblo y cuidan de los que están vivos.

El ritual del Cxapus se hizo en minga con la participación de la comunidad, dado que mujeres y hombres de la vereda aportaron granos, alimentos, leña, huevos y el presidente de la Junta, Guillermo Chilo, aportó el cerdo para la preparación del mote, plato típico indígena.

La celebración se prolongó hasta el día lunes, 5 de noviembre, cuando se entregaron las ofrendas de comida a los miembros de la comunidad y se realizó la evaluación del proyecto con los niños participantes, quienes recibieron entregaron kits escolares y juguetes donados.

“La jornada de clausura fue un evento maravilloso en el que se pudo compartir saberes, alimentos, esfuerzos porque pese a la lluvia, la jornada transcurrió con calidez y con una nutrida participación de la comunidad”, manifestó la profesora del Departamento de Comunicación y Lenguaje, Mónica Marión, quien agradece al Ministerio de Cultura por otorgar la beca y los recursos para fortalecer y revitalizar los saberes y las prácticas ancestrales, así como a las demás organizaciones que contribuyeron para que el proyecto se pudiera realizar, especialmente a la Universidad Javeriana, a la Fundación Ebert y a las personas que aportaron con su trabajo y con regalos para los niños.