Ignacio: La espiritualidad a través del arte

La Biblioteca Peter-Hans Kolvenbach de la Curia General de la Compañía, ha preparado una exposición en forma de visita virtual.


En colaboración con BeWeb?, el portal de los archivos y bibliotecas de la Iglesia en de Italia, la Biblioteca Peter-Hans Kolvenbach, de la Curia General de la Compañía, ha preparado una exposición en forma de visita virtual. El objetivo de esta iniciativa es contribuir a la difusión de la tradición ignaciana a través de una plataforma que permita a personas de todo el mundo, acceder a obras de arte que normalmente se conservan en lugares protegidos y no accesibles al público.

El 5 de junio la Biblioteca preparó una exposición “física” de varias de las obras presentadas en BeWeb? y abrió sus puertas al público. El P. Bernardo Gantier, jesuita del Colegio Pio Latino Americano, historiador y artista, que había sido invitado a hacer la presentación, fue presentando el material expuesto y lo situó en el contexto del encuentro entre la fantasía y el rigor, uno de los rasgos de la espiritualidad ignaciana. El P. Gantier señaló que a San Ignacio su personalidad lo llevó, desde muy joven, a imaginar, a soñar en grandes cosas. Su peregrinaje espiritual conservó siempre estos rasgos, que irían luego reorientándose, pero sin que interés por el peregrinar ni por lo nuevo lo abandonasen. La misma aplicación de sentidos, propia de la espiritualidad ignaciana, permite una forma de “juego”: hacerse presente a los acontecimientos narrados. Su peregrinaje interior llevó a Ignacio a entrar en la intimidad de la Trinidad.... y a la gloria.

Esto es lo que el Hermano Andrea Pozzo, artista-pintor, ha podido transmitir con sus obras maestras. Parte de la muestra que ofrece Beweb está dedicada a él. Se destacan también las obras de Athanasius Kircher, un jesuita al que su espíritu curioso condujo hasta verdaderas intuiciones científicas, y las obras de Angelo Secchi, considerado como el padre de la astrofísica. El trabajo de Secchi estuvo marcado sobre todo por el rigor, pero necesitó de gran fantasía para adentrarse aventureramente en el mundo de las estrellas.

Para comprender mejor la historia y el espíritu de esta exposición virtual, les invitamos a leer la presentación (en italiano) del P. Raúl González, Director de la Biblioteca Peter-Hans Kolvenbach, quien escribe, entre otras cosas: “Es motivo de orgullo y riqueza cultural que la biblioteca posea y conserve estos tesoros de libros, para transmitirlos a las generaciones futuras fascinadas por la historia y la espiritualidad de una Orden que nunca ha perdido su fisonomía”.

Haga clic aquí para acceder al sitio web de BeWeb?.