Entrevista: Envejecer

Entrevista de María Eugenia Narváez Betancur, Gerontóloga de la Casa “Pedro Arrupe” con el Jesuita Antonio Silva, de 98 años de edad.


¿A qué edad nos morimos?

La muerte física llega cuando dejan de funcionar el corazón, el cerebro y los pulmones.

La muerte espiritual, cuando nos desilusionamos de la vida y del mundo.

¿Qué es envejecer?

Envejecer es cumplir años, irse desgastando los 5 sentidos: ver, oír, oler, gustar y palpar.

Perder agilidad de brazos y piernas, desanimarse de lo que antes nos entusiasmaba.

¿Envejezco bien?

A la maravilla. Tolero mis achaques: sordera, ruidos en los oídos, desequilibrio en los pies, tembladera en las manos. Ya gocé de plena salud durante 99 años. Ahora me complazco en ayudar a mis compañeros que están mucho más impedidos que yo.

¿Qué es un envejecimiento patológico?

El envejecimiento patológico es el que no forma parte del envejecimiento normal, por ejemplo, cataratas, Alzheimer.

¿Qué es un envejecimiento exitoso?

Es el de aquellas personas que han gozado y siguen gozando de ser lo que son:

Hombre o mujer. Disfrutan de su cuerpo y de su alma. Se mantienen agradecidos con Dios por todas las maravillas que nos rodean. Son optimistas. Quisieran vivir siempre cantando y bailando.

¿Se imaginó usted llegar a la edad que tiene? ¿Con la vitalidad que posee?

Yo nunca me preocupé por mi lejana ancianidad. Eso me tenía sin cuidado. Hasta que fui notando que mis compañeros iban desapareciendo de este mundo. Entonces caí en la cuenta de que ya estaba yo haciendo cola para despegar… Estoy en la Sala de Espera. La “Pedro Arrupe” es la Antesala del Cielo. Mi espíritu despertaré en lo Inimaginable.

En cuanto a mi cuerpo, ya en la cripta me han asignado una celda junto al techo.
Será el único puesto alto que habré ocupado en la Provincia.

envejecemos en 5 esferas, ¿podrías describir tu experiencia?

Esfera espiritual.

Yo no rezo ni medito. Yo contemplo la Naturaleza, que es el Dios visible.
Mi Biblia no es la de letras y papeles. Mi Biblia es el Universo.

Esfera física.
Deploro la pérdida progresiva de mi agilidad juvenil.

Esfera cognitiva.
Mi entendimiento está despejado, pero ya me falla la memoria.

Esfera Emocional.
Ya no me impactan las vivencias que anteriormente me entusiasmaban.

Esfera social
Lo peor de la sordera es la mudez. Uno se aísla y lo aíslan de las conversaciones, chistes, historias y anécdotas. Uno queda incomunicado. Me refugio en Internet, viajando por los 5 continentes y por las galaxias. Por fortuna soy un cibernauta.

¿Envejeces mejor si eres solidario?

Naturalmente.

Cite un peligro al acecho del anciano.

Volverse uno misántropo, convertido en un Cuzumbosolo.

¿Jubilarse envejece?

Si no tiene algún hobby, se vuelve loco.

Algunos se deprimen al ver su decadencia física.

Es casi inevitable.

¿Qué hacer para envejecer bien?

Entretenerse y ayudar a los demás.

Un consejo para alcanzar un envejecimiento tan exitoso como el suyo.

Es por herencia, mi papá era un campesino boyacense, sano de alma y cuerpo. Ni fumaba ni tomaba. Era de muy buen genio. Muy buen padre y buen esposo. Cumplieron 65 años de matrimonio. Murió a los 96 años. Mi madre falleció de 104 años. Yo heredé la admiración por la Naturaleza. Nací poeta: sentimental pero también festivo.

¿Envejecer y mantener una buena calidad de vida es posible?

Yo creo que depende del genio de la persona. Si uno es malgeniado, se atormenta a sí mismo y atormenta a los demás. La máxima alegría proviene de alegrar a los demás. Aconsejo leer un libro que escribió mi hermano Hernando, libro titulado “Verás los hijos de tus hijos”.