El Colegio San Bartolomé La Merced reinventa su bachillerato

El Colegio San Bartolomé La Merced reinventa su bachillerato

Por: Ana María Vargas - Comunicadora Colegio San Bartolomé La Merced

6 de agosto de 2020

Teniendo en cuenta los interrogantes que surgen por el futuro de la educación en Colombia y en el mundo, por la aparición de la COVID-19, el Colegio San Bartolomé La Merced se sigue reinventando, aunque no solamente por la pandemia, pues desde ya hace varios años viene trabajando en la propuesta pedagógica MAGIS PRO, después del éxito del lanzamiento e implementación de MAGIS 21st para primaria.

MAGIS PRO contempla, desde mucho antes de la enfermedad mundial, una metodología que involucra la virtualidad como complemento al aprendizaje presencial. “No nos toma por sorpresa el hecho de asumir retos tecnológicos que favorezcan el aprendizaje a distancia, ya que esto es parte de MAGIS PRO”, afirma Claudia Sierra, directora académica del colegio.

MAGIS PRO llega a Bachillerato para completar así una propuesta pedagógica innovadora integral que permite formar ciudadanos con excelencia humana para el siglo XXI.  Esta propuesta comprende la formación a partir de habilidades, donde los conocimientos se adquieren dejando a un lado las metodologías habituales para aprender física, química, trigonometría o literatura; ahora los estudiantes aprenderán en espacios distintos, salones adecuados para favorecer el trabajo colaborativo, en donde contarán con más de un profesor en el aula para algunas habilidades, habrá salones con pufs, tableros en las paredes y con capacidad para integrar varios cursos en simultáneo en los que además se podrá acceder a recursos tecnológicos con mayor facilidad.

Image

El colegio se rediseña para hablar de entornos como: Comunidad Magis, donde un grupo de compañeros con intereses comunes construyen conocimiento, habilidades para aprender, saber más flexible y liderazgo Ignaciano, el cual se enfoca en el servicio a los demás. Estos cuatro componentes configuraron un plan de estudios en donde la voz de las familias, maestros y estudiantes se materializó: “La comunidad solicitaba que se diera especial fuerza a la formación humana, la creación de experiencias que fortalecieran las habilidades para la vida, tales como socialización, empatía, compromiso y solidaridad; aquellas habilidades que permiten al ser humano establecer relaciones armónicas con él mismo, con los otros y con su entorno”, afirma Claudia Sierra. 

Desde agosto, el bachillerato se centrará en el desarrollo de capacidades y habilidades, exponiendo así a los jóvenes a experiencias que les ayudarán a construir su futuro próximo –proyecto de vida– Se emplearán metodologías de resolución de problemas, estudios de caso, dilemas y experienciales para un entorno virtual. En este aspecto cobra vital importancia el paradigma pedagógico ignaciano, como elemento fundante de la propuesta educativa de la Compañía de Jesús, el trabajo colaborativo, la búsqueda de fuentes que permitan al bartolino experimentar, construir, desarrollar su creatividad, en síntesis: ser gestores de su aprendizaje.

El interés fundamental está en el desarrollo de los atributos de la autonomía: auto gestión, auto control y auto regulación, que le permitan a los niños y jóvenes extraer aprendizajes que forjen su actuar y que los guíen hacia la independencia responsable, a través de toma de decisiones fundamentadas.

Image

Por otro lado, se diseñó una escuela con un alto contenido de experiencias Solo-learning, las cuales implican el uso de herramientas digitales que, desde la autonomía, llevan a la construcción del aprendizaje de los estudiantes, desarrollando el pensamiento crítico-reflexivo para asumir la comprensión del mundo. Eso se realizará a través de la modalidad blended y flipped learning, la cual consiste en transformar las aulas en laboratorios de conocimiento, en donde la información y el contenido de los saberes disciplinares reposarán en la nube.

De acuerdo con Sierra, “estamos absolutamente preparados para enfrentar la situación con una propuesta diseñada previamente, con sentido, y que nos permite ser pioneros en la implementación de metodologías innovadoras del sistema educativo en nuestro país, entendiendo que, así como muchos sectores se han reinventado para permanecer vigentes, la educación también necesita reinventarse, pero no por una pandemia, sino porque los niños y jóvenes que hemos educado de manera tradicional saldrán a vivir una realidad que requiere de ellos una formación diferente, que los haga competentes para los retos del siglo XXI a corto y largo plazo. Por esta razón existe Magis Pro. Además, en tiempos de cuarentena, respondemos con una propuesta educativa innovadora; sin duda cuando todo pase la educación no será la misma y el San Bartolo está listo para continuar su lectura de los tiempos”.