Día de los Derechos Humanos y de San Pedro Claver: una decisión, desde el corazón, por la vida

Día de los Derechos Humanos y de San Pedro Claver: una decisión, desde el corazón, por la vida

Por: Oficina Provincial de Comunicaciones

10 de septiembre de 2020

El 9 de septiembre se celebra en Colombia el Día Nacional de los Derechos Humanos, inspirado en la Fiesta de San Pedro Claver (1580-1654), sacerdote jesuita que entregó su vida a defender los derechos de las personas negras en Cartagena, en un contexto de esclavitud y exclusión ejercidas contra la población africana.

“Al celebrar esta fiesta tenemos que sentir, desde adentro, que es una decisión que surge  del corazón para defender la vida, la dignidad de cada hombre y mujer, y el bien común”, aseguró el Provincial, Carlos Eduardo Correa, S.J., en el conversatorio 'Pedro Claver, la paz y los Derechos Humanos' de la Semana por la Paz No. 33. En este evento organizado por el Santuario San Pedro Claver de Cartagena participaron también Maria del Carmen Muñoz, investigadora del Cinep/PPP, y Javier Giraldo, S.J., defensor de DD. HH.

La Semana por la Paz es una iniciativa que surgió desde el Programa por la Paz liderado por la Compañía de Jesús en la década de 1980, como respuesta a la realidad política y social que afrontaba el país en ese momento, caracterizada por el narcotráfico, la violencia política e intentos de negociaciones de paz que fracasaron.

“El objetivo era proteger, en el seno de la sociedad, la idea de que Colombia sí podía negociar la paz mediante una salida política y que esa paz tendría que brotar de los trabajos que se realizaban desde los territorios”, comentó Maria del Carmen Muñoz, quien ha acompañado el devenir el Programa por la Paz a lo largo de los años.

Esta herencia, representada en el trabajo de San Pedro Claver y en iniciativas como el Programa por la Paz, enmarca el trabajo de la Compañía de Jesús en Colombia por el respeto de los DD. HH. “Alonso de Sandoval, S.J. y Pedro Claver, S.J. sembraron en nuestra sociedad y en el mundo una tradición de respeto por la dignidad humana que fue germinando en las declaraciones de los DD. HH., pero los hemos dejado en el papel y la práctica está muy lejos de esos principios”, aseguró el P. Javier Giraldo.

Es por esta razón que el trabajo de la provincia colombiana, “no solamente de los jesuitas sino también muchos hombres y mujeres que están vinculados a este cuerpo apostólico, surge de una experiencia muy profunda del amor de Dios, mirando y acompañando la realidad; un Dios que reconoce en esta el sufrimiento humano y decide que hay que transformarlo”, señaló el Provincial.

Los invitados del evento hicieron un llamado a la sociedad colombiana a comprometerse con la paz, entendida no solo como el abandono de las armas, sino también como “la construcción de relación justas, en donde nadie se sienta excluido”.

Image