A Carlos no le pudieron arrebatar su vida, porque durante 38 años él la había regalado a Jesús de Nazaret, a la Iglesia, a sus compañeros de comunidad, a sus alumnos, al pueblo Awajun y Wampis. P. Juan Cuquerella, S.J.

 

Documento relacionado

Comunicado Jesuitas Perú / 11 de agosto de 2018

Comunicado de la Curia Provincial de la Compañía de Jesús en Perú con motivo de la muerte violenta del P. Carlos Riudavets Montes, S.J.

↓ Descargar

 

 

El jesuita español Carlos Riudavets, fue asesinado en la Amazonía Peruana

El pasado viernes, el P. Carlos Riudavets, S.J., jesuita de origen español y perteneciente a la Provincia de Perú, fue encontrado muerto con signos de violencia en su residencia del Colegio Valentín Salegui, Fe y Alegría, donde fue profesor, director y finalmente promotor de la institución. Las exequias se celebraron ayer al medio día en el distrito de Chiriaco, Provincia de Bagua.


La Compañía de Jesús en el Perú ha comunicado que en la mañana del 10 de agosto el jesuita español P. Carlos Riudavets, S.J. ha sido encontrado muerto con signos de violencia en su residencia del Colegio Valentín Salegui, ubicado en Yamakai-éntsa, distrito de Chiriaco, Provincia de Bagua.

Tenía 73 años, 54 de jesuita y 44 de sacerdote. Estaba aplicado a la Provincia de Perú y desde hace cerca de cuatro décadas trabajaba en la zona, en dos colegios de Fe y Alegría y como Vicario Parroquial de Imacita.

Los Jesuitas del Perú han manifestado su desconcierto y dolor, así como el rechazo a toda forma de violencia; y esperan que las autoridades puedan esclarecer las causas de su muerte y las circunstancias en las que se ha producido. Así mismo, el el Comunicado del pasado sábado, han reiterado su compromiso con la construcción de paz, justicia y reconciliación como misión de la Compañía de Jesús.

El P. Carlos Riudavets entró a la Compañía de Jesús en la entonces provincia de Toledo y había sido alumno del colegio de San José de Villafranca de los Barros, en Badajoz. Actualmente era director de un colegio de la red Fe y Alegría en una zona selvática de Perú, en la comunidad nativa Yamakaientsa en Imaza.

También la Red Eclesial Pan Amazónica - REPAM, ha expresado en un comunicado su profundo pesar ante el fallecimiento del sacerdote jesuita. EL P. Riudavets llegó al Alto Marañon en 1980 y era muy querido por los ciudadanos de la zona, especialmente entre los miembros de las comunidades awajún y wampis. Hace 40 años su misión ha estado al servicio de la Amazonía peruana con los pueblos originarios.

La REPAM reconoce la labor del P. Riudavets y destaca que la vida del P. Carlos en la misión jesuita amazónica nos deja un legado de entrega, compromiso y responsabilidad. Un servicio de amor compartido y vivido junto a los pueblos originarios, con quienes se forjaron proyectos de futuro, que serán continuados por quienes han emprendido la labor educativa junto a él.

“La Conferencia Episcopal Peruana solicita a las autoridades esclarecer los hechos y hallar a los responsables”, remarcó el organismo, mientras que la Compañía de Jesús manifestó su confianza en que las autoridades podrán "esclarecer las causas de su muerte y las circunstancias en las que se ha producido".

La directora de Educación de la región Amazonas, Gumercinda Duire, informó a la emisora RPP Noticias que el cadáver de Riudavets fue encontrado por la cocinera del plantel “en el piso y atado”. Agregó que el religioso tenía buena relación con la comunidad y que la sospecha inicial recae en un exalumno que fue expulsado del colegio y amenazó al sacerdote en varias ocasiones.

Con respecto a las investigaciones, el Provincial de los Jesuitas en Perú afirmó, en el comunicado del sábado pasado, que “esperamos que ellas sigan su curso para determinar la responsabilidad de los autores de estos hechos. Aunque hay distintas versiones circulando en los medios de comunicación, nosotros no tenemos certeza de la relación directa de algunas de estas versiones con lo acontecido. Confiamos en las autoridades y en el trabajo que están realizando”.