Documento relacionado

Boletín # 14 - Encuentro Regional 2019 | Valle del Cauca - Pacífico

Espacios para el diálogo de esos nuevos impulsos del espíritu con las tres prioridades apostólicas de la Región: Espiritualidad Ignaciana, sostenibilidad y Trabajo con migrantes

↓ Descargar

 

 

Encuentro Regional 2019 | Valle del Cauca - Pacífico - Taller del perdón: migrando emociones

El Encuentro Regional, Valle del Cauca - Pacífico, se llevó a cabo con el Seminario - Taller “El proceso de Perdonar”, con una serie de actividades que los participantes pudieron reflexionar y compartir para iniciar el camino de perdonar.


Ruth del Carmen Cárdenas
Coordiandora Pastoral Colegio Berchmans - Cali

“El proceso de perdonar” como bien se llamó el seminario-taller del encuentro regional 2019 Valle del Cauca – pacífico, pone el acto humano más sublime como es el perdonar, en unos desafíos claros; precisando que requiere.

No olvidar, como tampoco es renunciar a que se haga justicia, que no es un acto inmediato, que es una conversión interior, es abandonar el deseo de castigo que requiere migraciones emocionales y mentales cotidianas con los más próximos; entonces el bello camino del perdón ha iniciado un auténtico peregrinaje del corazón.

Peregrinaje Ignaciano : Interactuando!

P. Carlos Cardona, S.J.
Director de Pastoral - Universdiad Javeriana Cali

Nuestra propuesta del Peregrinaje Ignaciano surge como respuesta a una necesidad de formación de nuestros colaboradores en la Región del Valle del Cauca. Se trata de contar con un espacio de interacción, de aprendizaje y de conexión, a partir del cual, los colaboradores de nuestras obras apostólicas logren entrar en contacto con la Identidad y la espiritualidad Ignaciana.

La premisa que antecede a esta iniciativa es que nadie ama lo que no conoce y bien es sabido, desde el modo de proceder de la Compañía, que el amor es la verdadera antesala del servicio.

No creímos posible configurarnos como cuerpo apostólico en la Región, sin un instrumento de formación que nos permitiera entrar en diálogo con esas experiencias personales que inspiraron las decisiones de Ignacio adentrarnos en las raíces de nuestra historia como institución apostólica, y mucho menos proyectarnos como tal, si no bebiéramos de la fuente inspiradora de nuestro compromiso y de nuestras acciones. Tal tarea conlleva una buena dosis de diálogo y por supuesto un ejercicio de inculturación de las iniciativas que la Compañía de Jesús plantea de manera general para todas sus obras en la Provincia Colombiana.

Con esta perspectiva trazamos un camino, en concordancia con la metáfora del peregrinaje, a través del cual se pudieran reconocer las etapas de la vida de San Ignacio, puestas en relación con aspectos concretos y ordinarios de la vida de un colaborador que desarrolla su misión particular en la institución donde se encuentra y desde la cual aporta al proyecto de Región. Entrar en diálogo con esas experiencias personales que inspiraron las decisiones de Ignacio habría de convertirse así en el elemento cohesionador entre el proyecto personal y un propósito institucional que mira a la Región.

El recorrido consta de 5 momentos: cuatro módulos y una experiencia de Ejercicios Espirituales en la mitad del camino. El módulo uno denominado Loyola, se enfoca en la identidad personal y el proyecto de vida a la luz de la historia de vida de Ignacio en sus orígenes. El módulo dos tiene por nombre Cardoner y hace referencia a la construcción de la vida interior. En esta experiencia trazamos un camino en concordancia con la metáfora del peregrinaje, donde reconocemos las etapas de la vida de Ignacio.


y los posibles puntos de encuentro con la experiencia espiritual ignaciana. El tercer módulo es llamado La Storta, y está dedicado a la reflexión sobre la identidad social y cristiana que amplía y configura el alcance de la misión individual. El cuarto y último módulo tienen por nombre Roma y enfatiza la vinculación a la identidad institucional y de Región, a través de la apropiación y del compromiso de cada colaborador con el propósito de la Obra de la Compañía, desde la cual desempeña su labor.

Hasta la fecha, el peregrinaje ha contado con 3 Cohortes de egresados, con un promedio de 30 colaboradores provenientes de todas las obras de la Región, y cada una desarrollada a lo largo del año calendario. Con el fin de dar continuidad al proceso, se han establecido proyectos por grupos con afinidad de intereses y en concordancia con las prioridades apostólicas que acaba de formalizar el P. General para la Compañía Universal. De esta manera, buscamos consolidar los lazos de cooperación entre las distintas obras. Sin embargo, el testimonio de compromiso y la conciencia de Región que sabemos que cada egresado de programa muestra en su labor diaria es ya un fruto invaluable que nos impulsa a seguir peregrinando, hasta donde el camino nos lleve.