El principal reto estuvo en acoplar el lenguaje y plantear metodologías novedosas para que los menores de Oriente Estéreo entendieran de manera fácil los contenidos técnicos sobre la radio.

 

 

 

Eso no es lo mío

Este es el nombre del colectivo de la emisora comunitaria Oriente Estéreo, quienes recibieron formación radial de estudiantes de Comunicación de la Javeriana Cali.


En la esquina de la calle P-13 del barrio Marroquín II funciona la única emisora comunitaria legal de la ciudad: Oriente Estéreo. Ahí, en esa humilde casa, los micrófonos son testigos de las historias de un grupo de niños que cuentan lo que no son ellos. No son los de hábitos negativos, no son los que toman los caminos fáciles ni son los que buscan hacer daño a otros.

Estos ‘pelados’ prefieren concentrarse en las cosas positivas que suceden en la ‘cuadra’ en la que viven y especialmente en su pasión por la radio. Así nació ‘Eso no es lo mío’, el colectivo integrado por niños talentosos del Distrito de Aguablanca que no quieren ver desaparecer sus sueños. Y para que esto no suceda, le cuentan sus anhelos a su comunidad a través de la emisora comunitaria.

En cómplices de ese genuino propósito se convirtieron Ximena Ramírez, Valentina Osorio, Isabella Castañeda, Juan Pablo Delgado y Nicolle Torres, estudiantes de Comunicación de la Javeriana Cali, quienes bajo la orientación de la profesora Fanny Patricia Franco, realizaron con estos pequeños un proceso formativo radial compuesto por siete talleres.

El principal reto estuvo en acoplar el lenguaje y plantear metodologías novedosas para que los menores de Oriente Estéreo entendieran de manera fácil los contenidos técnicos sobre la radio. Se abordaron temas como proceso de creación de historias para radio, orientación para locutar y entrevistar, roles radiales y estructura para una emisión radial en vivo.

El proceso formativo radial comunitario por parte de estudiantes javerianos se realiza en Oriente Estéreo desde el año 2016 y se desarrolla en el marco de la asignatura Gestión y Productos de la Comunicación Comunitaria, perteneciente al énfasis de Comunicación en las Organizaciones.

Como producto final de los talleres, los niños de la P-13 grabaron dos dramatizados y emitieron en vivo por primera vez el programa ‘Eso no es lo mío’, logrando que la comunidad del oriente de Cali escuchara sus tiernas y emocionadas voces.

Procesos como este permiten resaltar el ejercicio profesional de los comunicadores javerianos, que llevan el conocimiento de las aulas hacia otros contextos sociales para velar por el cumplimiento del derecho a la comunicación y así contribuir al cambio social. Hoy, gracias a los estudiantes javerianos, los niños de Oriente Estéreo pueden decir frente a los micrófonos lo que sí es de ellos.