Descargue la Homilía en formato .PDF

↓ Descargar

Dos situaciones parecidas por la gravedad

  •   Domingo Noviembre 18 de 2018
  •   Aporte ecológico a la Homilía del Domingo
  •    Alejandro Londoño Posada, S.J.
  •    Ordinario

Cada día vemos más grave la situación de nuestro mundo. Basta mirar: Venezuela y Nicaragua víctima de dictadores de extrema izquierda que obligan a la gente a salir de sus tierras en búsqueda de qué comer y cómo vivir.


Del otro lado gobernantes de extrema derecha como Busch, solo preocupado de sus riquezas. O como el recién nombrado presidente de Brasil, del que se espera daños que amenazan no sólo a América Latina, sino a todo el mundo.
Es el caso del temor de una mayor destrucción de la Zona Amazónica, pulmón del mundo, amenazado por las grandes empresas transnacionales o por millonarios, empeñados en tumbar árboles para sembrar dañinos monocultivos y sacar de sus tierras a los campesinos pobres y a los indígenas.

Situaciones parecidas, no iguales, estaban viviendo los cristianos en Judea. El mismo Jesús se las advierte, como narra el evangelio de Marcos hoy. Era inminente la destrucción de Jerusalén, que fue atacada efectivamente por los romanos y destruida el año 63..

El que llamamos a estas situaciones “parecidas” tiene que ver con la Ecología, aunque nos parezca raro. El Papa Francisco nos describe esta problemática en su encíclica LAUDATO SI: “El cambio climático es un problema global con graves dimensiones ambientales, sociales, económicas, distributivas y políticas, y plantea uno de los principales desafíos actuales para la humanidad. Los peores impactos recaerán en la próximas décadas sobre los países en desarrollo” (L.S., nr.25)

Y continúa en seguida el Papa: “Muchos pobres viven en lugares particularmente afectados por fenómenos relacionados con el calentamiento y sus medios de subsistencia dependen fuertemente de las reservas naturales y de los servicios ecosistémicos, como la agricultura, la pesa y los recursos forestales” (ibidem).

Hace unos años no se veía fácil esta relación de la Ecología con los desastres y con las guerras. Hoy en día es más frecuente encontrar personas que ven la relación entre la Ecología y esos aspectos, incluso con la vida cotidiana. A esto ha ayudado mucho la encíclica LAUDATO SI.

Ojalá leyéramos esta valiosa encíclica con todo cariño y nos comprometiéramos en el Cuidado de la Casa Común.