...

Regionalización / Presentación


Carlos Eduardo Correa, S.J.  

“El recorrido por el Proyecto Apostólico de la Provincia ha discernido cuál es la Misión de Dios para nuestro Cuerpo Apostólico, nos permite reconocer la continuidad de la acción de Dios con nosotros, compañeros de Jesús, y la fidelidad creativa en el discernimiento apostólico en común que hemos vivido”. 1

“El Proceso de Regionalización ha sido el resultado de un esfuerzo de la Compañía de Jesús - Provincia de Colombia, en el que se ha decidido un camino a partir de las realidades que se viven en cada región y se ha realizado con los esfuerzos de jesuitas, colaboradores, alidados y redes que comparten esta experiencia”.2

1 Cfr. P. Carlos Eduardo Correa. La acci&ocute;n de Dios con nuestro Cuerpo Apostólico para vincularnos a su misión. Diciembre de 2014

2 P. Carlos Eduardo Correa. Entrevista realizada por Helena Useche. Abril de 2019

Gabriel Ignacio Rodríguez, S.J., Horacio Arango, S.J., José Adolfo González, S.J.

Tres voces guía  

“El P. José Adolfo González, S.J., siendo provincial, comenzó un proceso de planeación de la Provincia que buscaba establecer un Proyecto Apostólico (...) Este proceso surgió de la necesidad de discernir por donde Dios quería que el Cuerpo Apostólico de la Compañía de Jesús en Colombia realizara su misión apostólica”. Con el P. Horacio Arango, S.J., el discernimiento tocó las fibras más sensibles del servicio a las necesidades de cada región y territorio, poniendo dones y carismas en favor de la misión. El P. Gabriel Ignacio Rodríguez, S. J. formuló el Proyecto Apostólico 2004 - 2010, afirmando: “animados por el espíritu evangélico, el amor a la Iglesia y la Espiritualidad Ignaciana”, nos proyectamos con dinamismo y creatividad, articulándonos en las obras, en estrecha cooperación jesuitas y laicos, comprometidos con una sociedad más justa y fraterna.

— Cfr. P. Carlos Eduardo Correa. La acción de Dios con nuestro Cuerpo Apostólico para vincularnos a su misión. Diciembre de 2014

,
Francisco de Roux, S. J.

Francisco de Roux, S.J.  

“Afrontar nuestra misión por regiones, para colocarnos en las fronteras más relevantes donde el pueblo y la iglesia de Colombia nos necesitan, tiene mucho sentido. (...) La determinación de las regiones para nuestra misión está condicionada no solo por las áreas geográficas y culturales sino también por las obras nuestras que han marcado en el territorio una presencia significativa con la historia de compañeros extraordinarios que nos precedieron, y con puntos de referencia y ejes de desarrollo ya constituidos con capacidad de convocatoria y reconocimiento. (...) La frontera está en los asuntos importantes y al mismo tiempo muy difíciles para nuestra responsabilidad humana (...), lugares para los que los otros no están preparados o donde otros no se atreven”

— Cfr. P. Francisco de Roux, S.J. Construir desde las regiones. Noviembre de 2011.

Luis Javier Sarralde, S.J., María Consuelo Escobar, Helena Useche.

Equipo Coordinador  

“Veo un solo vector dinamizador, claro y unívoco de coherencia entre Regionalización y las pautas de nuestras recientes congregaciones: la misión de todos hoy se articula en las Regiones como respuesta desde lo que somos y sabemos e intentamos hacer de la mejor manera: reconciliar nuestra vida personal, comunitaria, social y ciudadana como habitantes del mundo, con el dador de toda esa vida, Dios.”

— P. Luis Javier Sarralde, S.J.

“La Regionalización constituye una experiencia apostólica que convoca y busca preservar una comunidad que discierne y construye con el Espíritu horizontes de misión, aprendizajes horizontales y relaciones significativas; animándonos a enfrentar límites, abrir espacios de diálogo y formular procesos que promuevan la dignidad humana, dándole sentido en cada contexto territorial.”

— María Consuelo Escobar.

“En un país que se debate entre continuar múltiples conflictos y buscar alternativas democráticas, el proceso de Regionalización expone un abanico de opciones de trabajo colectivo en los territorios, que orientan caminos a favor de la construcción de paz.”

— Helena Useche.