Video relacionado

↓ Descargar

 

Padre Rutilio Grande: en camino hacia la beatificación

  •    Marzo 13 de 2019
  •    Sofía Lobos y Patricia Ynestroza - Ciudad del Vaticano
  •    Santa Sede

Se cumplen 42 años de la muerte de este sacerdote jesuita salvadoreño y de sus dos compañeros. En su memoria, se llevó a cabo en el Aula de la Congregación de la Curia General de la Compañía de Jesús en Roma; la Conferencia titulada “Rutilio Grande: mártir de la evangelización rural en El Salvador".


Se cumplen 42 años del asesinato del padre Rutilio Grande, acaecido el 12 de marzo de 1977. Aquel fatídico día, el sacerdote jesuita salvadoreño no estaba solo: junto a él murieron dos mártires más: Don Manuel Solórzano, de setenta y dos años; y Nelson Rutilio Lemus, de quince. Se dirigían a celebrar la eucaristía y a continuar la novena a San José, en el Paisnal. Nunca llegaron. En el camino fueron emboscados y el vehículo donde se desplazaban fue ametrallado brutalmente.

Fidelidad cristiana hasta el martirio

El "padre Tilo", tal como lo llamaban afectuasamento en su entorno; fue precursor de Mons. Óscar Arnulfo Romero, actualmente elevado a los altares. Nació el 5 de julio de 1928, en una pequeña población de Aguilares, llamada El Paisnal.

En medio de las muchas dificultades e incomprensiones que enfrentó a lo largo de su vida, Rutilio Grande respondió a la llamada de Dios aceptando la vocación religiosa y convirtiéndose en sacerdote. Un sí, que más tarde alcanzaría su expresión máxima de fe padeciendo una "muerte de cruz".

Su amistad con Monseñor Romero

Posteriormente, fue formador en el seminario de San José de la Montaña de San Salvador. En 1967 comenzó su amistad con Óscar Romero, sacerdote diocesano: un vínculo que crecería a través de los años, ya que en junio de 1970, Grande sirvió como maestro de ceremonias en la ordenación de Romero como obispo auxiliar de San Salvador.

Otro de los rasgos característicos de este religioso jesuita fue el ahínco con el cual misionó junto con su grupo pastoral con el fin de crear "una Iglesia de comunidades vivas de hombres nuevos, agentes de pastoral y conscientes de su vocación humana que se conviertan en gestores de su propio destino que los lleve al cambio de su realidad, según los lineamientos del Vaticano II y de Medellín".

Proceso de Beatificación en marcha

Décadas después de su asesinato, el legado de Rutilio Grande traspasa fronteras iniciando ya su proceso de beatificación por martirio, cuya causa fue presentada al Vaticano en agosto de 2016.

En este contexto, el padre Manuel Cubías, responsable de la redacción de Vatican News en español, entrevistó al padre Rodolfo Cardenal S.J., catedrático del Centro Monseñor Romero de la Universidad salvadoreña, Simeón Cañas; e historiador de Rutilio Grande; quien explica con profundidad quién fue este religioso y por qué está en proceso de beatificación.

Conferencia en Roma

Y en memoria del aniversario de la muerte del sacerdote salvadoreño y de sus dos compañeros; la tarde del 12 de marzo de 2019 se llevó a cabo en el Aula de la Congregación de la Curia General de la Compañía de Jesús en Roma; la Conferencia titulada “Rutilio Grande: mártir de la evangelización rural en El Salvador", presentada por el Sr. Manuel López, Embajador de El Salvador ante la Santa Sede quien explicó el sentido del evento para los micrófonos de Vatican News.

También conversamos con algunos de los ponentes; entre ellos, el padre Pascual Cebollada, Postulador General de la Companía y nuevamente con el padre Rodolfo Cardenal; quienes destacaron la importancia del testimonio de fe de Rutilio para la Iglesia Universal: «un servidor del pueblo de Dios que vivía como entendía los sacramentos y entendía los sacramentos como los vivía»; es decir, con compromiso radical; como debe ser y hacer, un seguidor de Cristo.

Además el Padre Cebollada confirmó que se espera que en el 2020 sea la ceremonia de Beatificación de Rutilio Grande, Don Manuel Solórzano y Nelson Rutilio Lemus. Lo que significa que habrían pasado solamente seis años desde el inicio de la causa. Asimismo, el Postulador General dio más detalles sobre quiénes eran los dos compañeros que el día del asesinato del padre Grande, murieron con él.