Una parroquia “verde” en el corazón de Mumbai

  •    Marzo 13 de 2019
  •    Jesuits Global

El liderazgo del P. Vincent Vaz ha ayudado a aumentar la concientización, que todavía no está muy difundida.


En medio de una ciudad caracterizada principalmente por la contaminación acústica - los bocinazos son omnipresentes - y la contaminación atmosférica, el consejo parroquial de la Iglesia de la Sagrada Familia ha dado un giro fundamental hacia la ecología. El párroco jesuita es el P. Vincent Vaz. Bajo la inspiración del Papa Francisco y de la encíclica Laudato Si', está animando de manera muy concreta a todos los feligreses, desde los más jóvenes hasta los más mayores, a tomar conciencia de los desafíos ecológicos contemporáneos.

En un entorno socioeconómico de ‘clase media’, el P. Vicente siente que su misión es dar un impulso. Ha convencido no sólo a los miembros del consejo, sino también a los diversos grupos parroquiales a que se incorporaran al baile. Algunos ejemplos concretos:

-El panel principal a la entrada de los terrenos de la parroquia anuncia “Campus Verde de la Sagrada Familia”. No menciona el horario de celebración ni la lista de servicios, sino que recuerda una serie de preceptos que dan forma a las características ecológicas de la parroquia.

- Contenedores están disponibles para todos aquellos que quieran llevar sus residuos orgánicos que servirán de abono.

- La parroquia se compromete a proteger los árboles y las plantas para promover la oxigenación del ambiente urbano y sólo utiliza plantas en maceta para decorar el santuario.

- La propuesta más original, sin embargo, es ciertamente el entierro en sudario. Según el P. Vicente, se trata de envolver el cuerpo del difunto simplemente en un sudario, como fue el caso del cuerpo de Jesús después de su descenso de la cruz. Esto reduce el uso de maderas raras y preciosas que se utilizan habitualmente en los ataúdes. Esta es ahora una práctica común en el cementerio parroquial junto a la iglesia.

El P. Vincent se ha alegrado mucho al ver que una de las Preferencias apostólicas universales de la Compañía de Jesús para los próximos años está relacionada con la protección de nuestra “casa común”, es decir, con la protección del medio ambiente. Esta opción le permite dar un nuevo impulso al proyecto de “parroquia verde” que lanzó - de manera un tanto profética - hace unos años.

Añade que, aunque este interés por la ecología da un “color” particular a la Iglesia de la Sagrada Familia, no es el único ámbito de innovación en su comunidad cristiana. En un ambiente donde los cristianos son una minoría muy pequeña, pueden tender a aislarse. La parroquia ha tomado una iniciativa concreta más que de diálogo interreligioso, de acción interreligiosa. Para el servicio de los pobres, ha unido fuerzas con la comunidad sikh. En el terreno de la iglesia, con motivo del “Día Internacional de los Pobres”, el 18 de noviembre, católicos y sikhs sirvieron un gran número de comidas a familias desfavorecidas. Esto rompió barreras entre personas de diferentes religiones y condiciones económicas.