fbpx

Demos el primer paso

Pensando en Voz Alta

Por: Enrique A. Gutiérrez T, SJ

Septiembre 1, 2017

_______________________________________________________________________________________

El Papa viene como pastor, a iluminar nuestra vida y convivencia con su palabra, a invitarnos a reconocernos como hermanos, a mostrarnos el camino por el cual podemos reconstruir el tejido social de nuestro país desde la fe y la esperanza. La visita a cada una de las cuatro ciudades arriba mencionadas tiene un enfoque especial: la vida, la familia, los derechos humanos, el perdón y la reconciliación.

Es el padre y pastor que viene a confirmar en la fe a sus hermanos y a invitarnos a reconstruirnos como país. No son cuestiones políticas, son palabras llenas de amor por todos y cada uno de los colombianos. Es un regalo que el Señor nos hace y como tal debemos recibirlo y agradecerlo. Seguiremos los diversos encuentros que el Papa va a tener, lo mismo que las Eucaristías que va a celebrar. Será una experiencia de fe en la cual podremos reconocer el paso del Señor por nuestra vida en la persona del Papa Francisco.

Pero no podemos quedarnos en solo el hecho multitudinario. Debemos ir más allá descubriendo el sentido pastoral que tiene la visita. Es un encuentro que nos permite crecer en el compromiso cristiano y en el testimonio de vida. Algo debe cambiar en cada uno de nosotros después de escuchar al padre y pastor, de acompañarlo en los diversos encuentros que va a tener. La visita del Papa se realiza durante la Semana Nacional por la Paz.

No podemos encontrar mejor contexto. Culmina el domingo 10 en Cartagena, lugar donde San Pedro Claver vivió 40 años defendiendo los derechos de los esclavos traídos de África. Allí el Santo Padre nos va a invitar a asumir nuestro compromiso decidido en la defensa de los derechos humanos. Nos hemos preparado espiritualmente para la visita. Debemos seguir haciéndolo en estos próximos días, especialmente con la oración para que el Señor mueva nuestros corazones y acojamos con una gran sencillez y apertura el regalo que recibimos después de 31 años de la visita de Juan Pablo II y 49 años después de haber tenido a Pablo VI entre nosotros.

El recuerdo de su presencia permanece vivo en cada uno de nosotros. Ahora, con la visita del Papa Francisco no nos dejemos deslumbrar por las multitudes que muy seguramente van a estar en los diversos actos. Vayamos al fondo de las enseñanzas del Papa, escuchemos sus enseñanzas con apertura de corazón, recibamos sus orientaciones como un camino que nos ayuda a ser mejores creyentes, a asumir con valentía el desafío de ser coherentes en nuestra vida y a ser más solidarios, más hermanos y constructores de paz, dando el primer paso hacia el perdón y la reconciliación. Ese es el sentido de la visita del Papa Francisco y esa es la invitación que se nos ha hecho. Demos el primer paso.

Compartir en redes

Noticias destacadas

Actualidad

Pensando en Voz Alta

Feliz día del padre

Una nueva celebración nos llega este domingo. Es parte de las celebraciones que desde hace...
Pensando en Voz Alta

Diciendo y haciendo

Siempre he pensado que la realidad de la vida nos enseña que no se trata...
Pensando en Voz Alta

Signo de unidad, vínculo de caridad

Decía el adagio “los jueves grandes en el año tres son, jueves santo, de corpus...
Pensando en Voz Alta

El Dios en quien creemos

Más de una vez me han preguntado ¿tú crees en Dios? ¿Cómo puedes demostrarlo? Y...
Pensando en Voz Alta

La fiesta del Espíritu

Domingo de Pentecostés, cincuenta días después de la resurrección del Señor. La fiesta del Espíritu...
Ir al contenido