fbpx

«El Reino de los Cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo. Cuando un hombre lo encuentra, vuelve a esconderlo y, de tanta alegría que le da, va, vende todo lo que tiene y compra el campo aquel»

Comunitas Matutina

Domingo XVII del tiempo ordinario. 30 de julio 2023 

Por: Antonio José Sarmiento, SJ

Lecturas:

  1. 1 Reyes 3: 5-12
  2. Salmo 118
  3. Romanos 8: 28-30
  4. Mateo 13: 44-52

Cuál es aquella realidad que determina y estructura todo nuestro proyecto de vida? Qué es aquello que nos mueve en grado máximo y hace que todo lo que somos y hacemos se oriente a ese fin? Cuál es la realidad que define todo lo nuestro en términos de pasión y felicidad? Cuál es el gran ideal, la utopía primera, que moviliza nuestras vidas? Qué es aquello que totaliza nuestra energía afectiva, que nos apasiona hasta el punto de convertirse en lo determinante de nuestra existencia? 1

A responder estos interrogantes se orientan las sencillísimas parábolas del tesoro y de la perla, que nos propone el evangelio de Mateo, propuesto por la Iglesia para este domingo. Jesús provoca en su auditorio la conciencia de superar la rutina, la existencia gris de cada día, revisión crítica de un ir y venir en monotonía, para dar el paso a la vida consciente, la que establece un ideal, una fuerza que absorbe constructivamente todas las potencialidades de la persona. El sorprende gratamente nuestras vidas, nos devuelve el encanto y el gozo de vivir. La suya no es una nueva “carga religiosa” sino una manera que conocemos como bienaventuranza, que nos hace libres, nos responsabiliza y compromete sin convertirnos en esclavos de onerosas religiosidades, que bien conocemos por sus tonos sombríos, llenos de prohibiciones y culpas correspondientes. 2

 Recordemos nuevamente el contexto de la comunidad de Mateo 3, todos convertidos del judaísmo a la nueva fe en Jesús, viviendo entre contradicciones e incomprensiones se preguntaban si valía la pena seguir este camino, si el asunto de Jesús tenía la suficiente fuerza para totalizar sus vidas y para llenarlas de sentido. Estos primeros cristianos vivían su naciente fe en un medio bastante adverso, se los miraba como seguidores de “ese” crucificado, que lo fue por ponerse en contra del establecimiento religioso judío, condenado “legalmente” por su conducta subversiva. Por eso, no resultaba fácil para estos discípulos aventurarse a profesar las mismas convicciones de Jesús, y a hacerlo con la mayor vehemencia posible.4

El esfuerzo de este relato evangélico es demostrar que sí se dan las mejores razones para la esperanza, apostándolo todo por este seguimiento y por la configuración radical de la existencia en la clave del Evangelio, sabiendo que no se trata de un camino de éxitos en el sentido en el que el mundo entiende esto, ni tampoco de ascensos en la escala del poder ni de adquisición de dinero y comodidades. Con esto, el evangelista quiere salir al paso de los posibles desencantos y frustraciones que vivían las comunidades inspiradas por Mateo, a raíz de las persecuciones e incomprensiones causadas por sus antiguos correligionarios del judaísmo más ortodoxo e intransigente. Mensaje claro para nosotros hoy es el de asumir con entera claridad que el seguimiento de Jesús no es una tranquila adaptación a una religiosidad funcional, sino un estilo que demanda vivir a contracorriente, con los mismos valores que estructuraron en su momento la misión del Señor.

El relato de las tres parábolas que propone hoy el texto de Mateo 13:44-52 nos recuerda una vieja leyenda de Sri Lanka, la que se refiere al país de Serendip, una tierra imaginaria en la que se encontraban felices casualidades, cosas que no se estaban buscando y que, de repente, surgían como sorpresas causantes de sentido y de felicidad. Sucede que emergen personas en nuestra vida, así gratamente sorpresivas, que nos abren horizontes liberadores, insospechados hasta entonces; también experiencias fuertes, situaciones límite, confrontaciones, fracasos que se convierten en oportunidades de crecimiento, crisis que provocan rupturas y liberaciones. El contenido de esta casualidad se concretó en la palabra inglesa serendipity, en castellano serendipia. Esta reflexión nos ayuda a comprender con mayor densidad la novedad de sentido que aportó Jesús en su tiempo, que permanece hasta nuestros días. En su tiempo, el pueblo estaba penosamente habituado a la rigidez de la religión oficial, toda ella envuelta en rituales vacíos y en normas que no incidían en la conversión del corazón y en la felicidad de vivir. En ese contexto, el surgimiento de Jesús, su estilo profundamente humano, su sintonía amorosa con esas gentes desencantadas, se tornan en una gratísima serendipia, la irrupción en la historia de un Dios absolutamente comprometido con la plenitud de quienes ya habían perdido el gusto por la vida. Jesús es el encanto de Dios para bien de todos los humanos!5

 Así, tal cual, es lo que propone hoy el relato de Mateo: “El reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo. Cuando un hombre lo encuentra, vuelve a esconderlo y, de tanta alegría que le da, va, vende todo lo que tiene y compra el campo aquel” 6. Lo que ofrece Jesús es apasionante en el máximo sentido en que algo puede serlo en la vida. Con él, el Padre Dios nos ofrece ese proyecto llamado Reino 7, el nuevo orden de cosas en el que la felicidad no está dada por las posesiones materiales ni por la carrera del poder sino por una bienaventuranza que parte de dejarse encontrar por Dios y que asume ver la vida desde una óptica de solidaridad, de servicio, de fraternidad, de lucha por la justicia, de mesa compartida. Ese es el tesoro, la perla escondida, que sugiere este relato evangélico.

Estas palabras son alusión directa a esa realidad que Jesús nos presenta como el valor último y decisivo para llenar de sentido cualquier vida humana que desee optar por esta alternativa, asumiendo las necesarias rupturas con aquellas cosas que nos impiden vivir con libertad : afectos desordenados, ambiciones egoístas, deseo de brillar socialmente, búsqueda de privilegios, cambiando todo por una vida en la que el genuino culto a Dios se da en la construcción de la projimidad y en la realización efectiva de la dignidad y de la justicia para todos.

Hoy la situación es bien diferente de la que vivía aquella perpleja comunidad de Mateo que se planteaba la pregunta radical de sentido en la persona de Jesús. Vivimos un mundo complejo, en el que coexisten los grandes avances de ciencia y tecnología, el prodigio de la cultura digital y de las comunicaciones, los logros de las ciencias humanas y sociales afirmando todo lo que tiene que ver con la libertad, en simultánea contradicción con grandes injusticias, violencias y escandalosos desconocimientos de la dignidad de las personas. Junto a ellos viene el resurgimiento de tendencias fundamentalistas, religiosas y políticas, que afirman con soberbia sus verdades desconociendo las búsquedas legítimas de los demás, maltratando a quienes invocan la compasión, la misericordia, la superación del fanatismo religioso y la promoción de un mundo pluralista y respetuoso de la diferencia. 8

Cómo ser aquí seguidores de Jesús? Cómo ser como el hombre de la parábola que se encuentra gozoso con el tesoro y hace todo lo mejor para quedarse con él? Cómo aportar a la humanidad el espíritu original del Evangelio dejando de lado esa religiosidad cositera, neurótica y promotora de miedos y de sentimientos de culpa? Cómo anunciar que Dios está siempre enamorado de la humanidad y que su deseo es la felicidad del ser humano? Cómo rescatar a Jesús para que el ser humano de hoy vuelva por los fueros de su dignidad? La oferta cristiana de sentido de la vida no puede ignorar las grandes dificultades a las que se ven expuestos millones de seres humanos, es de su naturaleza el principio encarnatorio, con el que el mismo Dios optó por insertarse en nuestra humanidad para salvarla y redimirla de sus pecaminosidades, contradicciones, injusticias y vacíos de sentido. 9

El reino de Dios y su justicia supera esos límites y se constituye en un universo desbordado de solidaridad, de compasión, de justicia, de posibilidades para todos en igualdad de condiciones, no se agota en tal o cual modelo político-económico, lo suyo propio es una inspiración que reanima teologal y humanamente todas las realizaciones para dotarlas de sentido definitivo.

Este proyecto está estructurado en torno a la referencia radical y simultánea al Padre de Jesús y al prójimo, una relación de amor total y apasionado, descubriendo que la voluntad de Dios es que el ser humano llegue a la felicidad, que todas sus potencialidades se realicen, que no sea sometido a ninguna esclavitud, que su existencia esté siempre animada por la Buena Noticia, que su dignidad sea siempre reconocida y promovida, que se den unas condiciones tales que hagan viable siempre la inclusión y la mesa compartida , que todos asuman que Dios es principio y fundamento de la humanidad . El acontecer de Dios en el ser humano se da través de la configuración con Jesús, la gracia nos lleva a identificarnos con él, a que nuestra humanidad sea asumida y transformada, como dice Pablo: “Por lo demás, sabemos que en todas las cosas interviene Dios para bien de los que le aman, de aquellos que han sido llamados según su designio. Pues Dios predestinó a reproducir la imagen de su Hijo a los que conoció de antemano, para que así fuera su Hijo el primogénito entre muchos hermanos”. 10

Esta es la oferta, vamos a ser capaces de despojarnos de seguridades para obtener tan seductor y apasionante tesoro?: “También es semejante el reino de los cielos al caso de un mercader que anda buscando perlas finas. Cuando encuentra una perla de gran valor, va, vende todo lo que tiene y la compra”. 11

 

Bibliografía:

 1-BUENO, Gustavo. El sentido de la vida. Pentalfa. Oviedo, 1996. ADLER, Alfred. Omegalfa, 2018. GRONDIN, Jean. Del sentido de la vida: un ensayo filosófico. Herder. Barcelona, 2005. IZA VILLACÍS, Víctor (Editor). Sentido de la vida y comunidad. Universidad Politécnica Salesiana. Cuenca, 2021. PALOMINO FORERO, Jorge A. De prótesis afectivas y otras configuraciones. Cuerpos, subjetividades y afectividad en la era del celular. Pontificia Universidad Javeriana. Bogotá, 2023. BERMAN, Marshall. Todo lo sólido se desvanece en el aire. La experiencia de la modernidad. Siglo XXI. México D.F., 1998. DELEUZE, Gilles. La lógica del sentido. Paidós. Barcelona, 2005.GIDDENS, Anthony. Modernidad e identidad del yo. El yo y la sociedad en la época contemporánea. Península. Barcelona, 1999. ONFRAY, Michel. La fuerza de existir. Manifiesto hedonista. Anagrama. Barcelona, 2013. SERRES, Michel. Pulgarcita. El mundo cambió tanto que los jóvenes deben reinventar todo. Gedisa. Barcelona, 2012. FRANKL, Viktor. La presencia ignorada de Dios. Herder. Barcelona, 1999; El hombre en busca de sentido. Herder. Barcelona, 2015. QUOIST, Michel. Triunfo. Herder. Barcelona, 1998. 

2-CASTILLO, José María. La victoria sobre el miedo en su libro El seguimiento de Jesús, páginas 129-148. Sígueme. Salamanca, 2005. MARTÍNEZ DÍEZ, Felicísimo. Creer en el ser humano y vivir humanamente. Verbo Divino. Estella, 2012.

 3-P. LESKE, Adrián. Mateo. En FARMER, William (Editor). Comentario Bíblico Internacional; páginas 1139-1209. Verbo Divino. Estella, 2000. DUMAIS, Marcel. Mateo, el teólogo. Verbo Divino. Estella, 1998. GUIJARRO, Santiago. Evangelio según San Mateo. Sígueme. Salamanca, 1989. QUESNEL, Michel. Jesucristo según San Mateo. Verbo Divino. Estella, 1993. TRILLING, Wolfgang. El verdadero Israel. Estudio de la teología de Mateo. Fax. Madrid, 1974.

4-PEREZ ANDREO, Bernardo. La revolución de Jesús. El proyecto del Reino de Dios. PPC. Madrid, 2018. KURI BREÑA, Antonio. Con Jesús de Nazaret, ser otros Cristos. Verbo Divino. Estella, 2017. ZAMORA ANDRADE, Pedro Pablo. Seguir a Jesús, el Señor, y proseguir su proyecto. Verbo Divino. Estella, 2019. FERRANDO, Miguel Ángel. El mensaje de Jesús a una sociedad violenta. En https://www.repositorio.uc.cl/xmlui/bitstream/handle/11534/16719/000674483.pdf THEISSEN, Gerd. El movimiento de Jesús: historia social de una revolución de los valores. Sígueme. Salamanca, 2005. AGUIRRE MONASTERIO, Rafael. La memoria de Jesús y los cristianismos de los orígenes. Verbo Divino. Estella, 2014. 

5- PRONZATO , Alessandro. La sorpresa de Dios. Sígueme. Salamanca, 1979. PAGOLA, José Antonio. Jesús, poeta de la misericordia de Dios. En https://www.web.unican.es/campuscultural/Documents/Aula%20de%20estudios%20sobre%20religión/2005-2006/CursoTeologiaSedCompasivos2005-2006.pdf TOLENTINO MENDONCA, José. La construcción de Jesús. La sorpresa de un retrato. Sal Terrae. Santander, 2015. VICENTE, Jesús Andrés. El itinerario de Jesucristo: catorce pasos siguiendo sus huellas. Verbo Divino. Estella, 2006.

6- Mateo 13: 44

 7- GONZÁLEZ FAUS, José Ignacio. Otro mundo es posible desde Jesús. Sal Terrae. Santander, 2010. DUQUOC, Cristian. Jesús, hombre libre. Sígueme. Salamanca, 1978. MOINGT, Joseph. El hombre que venía de Dios (2 volúmenes). Desclée de Brower. Bilbao, 1995; Dios que viene al hombre (3 volúmenes). Sígueme. Salamanca, 2007. MOLTMANN, Jürgen. Un nuevo estilo de vida: sobre la libertad, la alegría y el juego. Sígueme. Salamanca, 1980. RADCLIFFE, Timothy. Qué sentido tiene ser cristiano? El atisbo de la plenitud en el devenir de la vida cotidiana. Desclée de Brower. Bilbao, 2007. CASTILLO, José María. Declive de la religión y futuro del Evangelio. Desclée de Brower. Bilbao, 2023.

8- JUDT, Tony. Algo va mal. Taurus. Madrid, 2011. Pensar el siglo XX. Taurus. Madrid, 2016. HARVEY, David. Diecisiete contradicciones y el fin del capitalismo. Traficantes de Sueños. Madrid, 2014. GIDDENS, A; BAUMAN, Z; LUHMANN, N; BECK U. Las consecuencias perversas de la modernidad. Anthropos. Barcelona, 1996. HOBSBAWM, Eric. Historia del siglo XX. Crítica. Barcelona, 2021. GASCÓN, Lorenzo. Globalización y crisis de valores. Real Academia de Doctores. Barcelona, 2014. PALACIOS, Marco & SAFFORD, Frank. Colombia, país fragmentado, sociedad dividida. Norma. Bogotá, 2002. DE ROUX, Francisco José. La audacia de la paz imperfecta. Ariel. Bogotá, 2018. BUSHNELL, David. Colombia, una nación a pesar de sí misma. Ariel. Bogotá, 2019.

9-VIVES PÉREZ, Pedro Luis. La encarnación como acontecimiento trinitario. En Revista Scripta Fulgentina número 63-64, páginas 67-106. Instituto Teológico San Fulgencio. Murcia, 2022. GONZALEZ FAUS , José Ignacio & MOLLÁ, Darío. Hagamos redención del género humano. Cristianismo y Justicia. Barcelona, 2012. MOLTMANN, Jürgen. La kénosis divina en la creación y consumación del mundo. Verbo Divino. Estella, 2008. 

10- Romanos 8: 28-29 SCHOONEBERG, Piet. Un Dios de los hombres. Herder. Barcelona, 1972. URÍBARRI BILBAO, Gabino. El Hijo se hizo carne. Cristología fundamental. Sígueme. Salamanca, 2021. GONZÁLEZ FAUS, José Ignacio. El rostro humano de Dios. De la revolución de Jesús a la divinidad de Jesús. Sal Terrae. Santander, 2015. LIBANIO, Joao Batista. El proyecto de Dios y su encarnación en la historia. En https://www.sjweb.info/documents/cis/pdfspanish/200711504sp.pdf

 11-Mateo 13: 45-46

 

Compartir en redes

Homilías del autor

Homilías

16
JUN

“También dijo Jesús: ¿A qué se parece el reino de Dios o con qué podremos compararlo? Es como una semilla de mostaza que se siembra en la tierra . Es la más pequeña de todas las semillas del mundo , pero una vez sembrada crece y se hace mayor que todas las otras plantas del huerto, con ramas tan grandes que hasta las aves pueden posarse bajo su sombra”

Ver más
9
JUN

“Después entró Jesús en una casa, y se juntó de nuevo tanta gente que ni siquiera podían comer él y sus discípulos. Al saber que estaba allí, los parientes de Jesús acudieron a llevárselo, pues decían que se había vuelto loco”

Ver más
02
JUN

“Tomen, este es mi cuerpo…Esta es mi sangre de la alianza que es derramada por muchos”

Ver más
26
MAY

“Reconoce hoy y medita en tu corazón que el Señor es Dios – allá arriba en el cielo, y aquí abajo en la tierra – y no hay otro”

Ver más
19
MAY

“A cada cual se le otorga la manifestación del Espíritu para provecho común”

Ver más
Ir al contenido