fbpx

Juanoy, un barrio de historias

Cuerpo Apostólico

Por: Óscar Salazar Genoy, Maestro en Artes Plásticas y Visuales. Profesional Fundación Suyusama

Estos son tiempos de urgencia que necesitan otras  historias…

Donna J. Haraway

_________________________________________________________________________________________________________________

En tiempos de homogeneización, las ciudades y sus habitantes tienen la urgente necesidad de contar historias, historias no oficiales y más cercanas a los sentires de las calles, corredores y esquinas, historias que son experiencias sensoriales de quien camina el territorio, historias no contadas que se configuran en un mundo aún posible. Sin perder de vista la esperanza, es prudente asumir la crisis sistémica en la estructura moderna, las prácticas y discursos sobre el desarrollo provocan rupturas sociales, culturales, ambientales, económicas y espirituales; hoy necesitamos pensarnos desde espacios pequeños e íntimos para responder a necesidades globales. Es así como entre otros aportes, se enmarca conceptualmente la apuesta del barrio Juanoy Alto de la ciudad de San Juan de Pasto – Nariño, justamente en la importancia de contar otras historias que deben ser compartidas y alimentadas con relatos que se tejen en sentido rizomático y tentacular.

El sector conocido anteriormente como San Antonio de Juanoy asentado en la entrada norte de la ciudad de San Juan de Pasto, conserva su rastro desde la Colonia como encomienda indígena, siendo resguardo hasta 1948. La pavimentación de la vía Panamericana marcó una división de las haciendas, fincas, parcelas y predios aledaños, lo cual, con el tiempo produjo el establecimiento de 5 barrios: Juanoy Alto, Juanoy Bajo, San Antonio, El Polvorín, Juan XXIII y algunos conjuntos cerrados.[1]

El barrio Juanoy Alto se funda en Pasto entre los años 1960 y 1970, por iniciativa de algunas familias que llegan a la ciudad en búsqueda de porvenir, principalmente de origen campesino. Diversos municipios del departamento de Nariño confluyen guiados por la trashumancia que necesariamente viaja con el territorio en forma cultural, quizá por esto, el barrio guarda una habitada memoria de origen campesino. Juanoy Alto el barrio autoconstruido, se edifica en múltiples historias, labores, mingas, sabores y tradiciones desde sus cimientos, como tentáculos que se sujetan a modo de muros de contención en la pendiente de lo que llamamos modernidad. Siendo inicialmente de carácter rural, el crecimiento de la ciudad lo ha localizado en una zona limítrofe con lo urbano, al margen del desarrollo “planificado”; es así, como el barrio en sus singularidades se divide por el perímetro urbano y rural de la ciudad de Pasto[2].

En el año 2022, por iniciativa de la Alcaldía Municipal de Pasto en conjunto con la experiencia de veinte años de trabajo de la Fundación Suyusama, obra de la Compañía de Jesús para el acompañamiento social en el departamento de Nariño; se acerca a la comunidad del barrio Juanoy Alto y posteriormente con aportes del Proyecto de Desarrollo Territorial PDT Nariño, Concesión Unión Vial, empresas privadas, entre otros, se propone el modelo de turismo comunitario como dispositivo social, para la transformación del quehacer comunitario de los habitantes del barrio Juanoy Alto. Con todos los riesgos económicos, políticos y sociales, se construye de manera participativa un “Plan de Turismo Comunitario”, el cual recoge en su base la historia del barrio, donde sobresale la gestión comunitaria del agua, el trabajo comunitario en minga para la adecuación de senderos de acceso, alcantarillado y servicios para el suministro de agua y energía; también destaca la diversidad de oficios y saberes que enmarcan al barrio como un territorio de tradiciones culturales, manifestaciones, acontecimientos y personajes, representados en la galería de murales que van narrando el barrio cuando se caminan sus calles. Sus pintorescas casas desde lo lejos representan, en diferentes tonos de azules, un cuerpo de agua que desciende desde el antiguo tanque del acueducto comunitario, hoy convertido en salón cultural y en un potente mirador paisajístico de la ciudad.

La Fundación Suyusama entiende la importancia que narra la comunidad del barrio Juanoy alto cuando se menciona el agua como la ordenadora del territorio; necesariamente pensamos en la gestión comunitaria del agua como el ejercicio asumido por las comunidades para garantizar el suministro del agua, más allá de la mercantilización del recurso hídrico. Es entendido de manera holística para regresar el valor cultural y social al manejo de agua comunitaria; actividad actualmente administrada por la Junta del Acueducto Comunitario de Juanoy – Pinasaco, en constante búsqueda de seguir generando apropiación por parte de toda la comunidad.

De esta manera, en el ejercicio de acompañamiento y construcción del proyecto, la Fundación Suyusama pone al servicio del bienestar de la comunidad de Juanoy que alberga alrededor de 450 familias, el conocimiento de los profesionales y de los ejes de trabajo institucional que promueve desde la agroecología, la economía social, solidaria y feminista, el cuidado del agua, la biodiversidad y el cambio climático, y desde el eje sociopolítico; pilares que sostienen el que hacer de la fundación y principios con los cuales se acompaña a diversas comunidades del territorio nariñense desde el 2004.

Este acontecimiento en el tejido de historias que constantemente se construyen y reconstruyen entre los habitantes del barrio, se ha denominado; Juanoy Caminos de Agua, destino turístico que necesita ser cuidado y apropiado por la ciudadanía pastusa. Conocer más de este destino turístico de la ciudad de Pasto es transitar sus calles y reconocerse en las historias del suroccidente colombiano, para ver que potencialmente Juanoy no es solo un barrio, es una propuesta de la ciudad pensada desde la diversidad cultural, que invita a la investigación-creación de nuevos relatos desde las ciencias sociales, urbanísticas y ambientales. Juanoy es el lugar donde los caminos se cruzan y donde confluyen los devenires del mundo contemporáneo. Bienvenidos a descubrir que “El barrio tiene sabor”[3].

[1] Plan de Turismo comunitario, Juanoy Caminos de Agua, 2022.  Fundación Suyusama-Obra de la Compañía de Jesús.

[2] Plan de ordenamiento territorial 2015-2027, Secretaría de Planeación, Alcaldía de Pasto.

[3] Graffiti anónimo barrio Juanoy Alto.

Compartir en redes

Noticias destacadas

Actualidad

Cuerpo Apostólico

Participación de la Región Bogotá – Soacha en la Inmersión Ignaciana 2024

Un equipo de la Región Bogotá – Soacha participó en la Inmersión Ignaciana, que tuvo...
Cuerpo Apostólico

“Planificación apostólica para la renovación y la transformación”

Fotografías por Oficina de Comunicaciones de la Curia General de la Compañía de Jesús _________________________________________________________________________________________________________________...
Regionalización

Última Asamblea del año de la Región Bogotá – Soacha: una región en salida que hace camino con Jesús siempre joven

El pasado sábado, 25 de noviembre de 2023, el Colegio San Bartolomé La Merced fue...
Cuerpo Apostólico

Ciberprotección Infantil: Un paso adelante en la Seguridad Digital

La Oficina PCCP coordina acciones y anima procesos que promuevan la cultura de la protección....
Cuerpo Apostólico

400 años de la Pontificia Universidad Javeriana, una celebración con historia

El pasado 9 de octubre, con motivo de la celebración de los 400 años de...
Ir al contenido